Translate

No habrá humo de pólvora envolviendo tu cara risueña

¿Qué impulsa a Glass a ser tan breve? ¿Por qué no extender notas por horas días meses y años? Como un concierto paralelo a la marcha cósmica. Un altoparlante afectuoso de los solitarios sin voz. Un mariscal disciplinando a las hojas hippies de todos los otoños. El contrapunto solar de los ánades que migran de hemisferio. Muchas cosas ya no tienen reparación. El optimismo arrogante. La vida por delante. Los puentes rotos sobre precipicios neblinosos. Las recompensas que la vida te concede por ser un buen chico. Todo eso que pasa como agua turbia en una noche sin luna. Y Glass, pienso en cuán intensamente estaré viviendo si sólo me consagro a cerrar los ojos y oírlo… ¿Continúo viviendo?
Pongo mi mano como pistola y la apunto en mi sien. Hago un ruido de disparo y mi cabeza se desploma en la almohada. Parece tan fácil, tan práctico, tan definitivo. ¿Es esto la eternidad? ¿El saludo al barquero Graccus? La almohada parece una colcha de calceolarias púrpuras. No hay sangre ni burlas ni enemigos victoriosos. No tendrás una guerra, muchacho. No habrá humo de pólvora envolviendo tu cara risueña. La guerra, tu guerra, sólo fue un silencio prolongado, un cráter sin turistas en la cara oculta de la luna. Los arcabuces ni siquiera se diseñaron. El batallón no fue concebido cuando debía porque los orgiastas estaban demasiado borrachos para procrear perdedores. Dios el barbudo no pudo masturbarse viendo a sus criaturas acoplarse, así que buscó imágenes pornográficas en Google. Encontró a una jovencita morena de rasgos amerindios saliendo de una nave espacial. Parecía la hija de un curaca. A Dios le pareció suficiente y empezó su atronador plaf plaf plaf hasta derramarse como un monzón sobre los argentinos de San Juan… Bebo, aunque no siempre me cae bien, porque beber es al fin y al cabo vivir, caminos que tiritan, venganzas que se ejecutan, estrellas que nunca se están quietas, lunas de agua en el cielo… vivir, vivir otro poco, y llorar con Glass, porque no es un sentimental, ni un trino de mirlo, sino una rama de sauce que reverencia a los vientos… gotean las macetas oxidadas de los claveles, la canilla quedó abierta. Ya no hay nadie que pueda cerrarla…



Imagen: Wilfredo Lam

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.