Translate

Ambulancias en la niebla


Madrugada de ambulancias en la niebla, de posibles vidas rotas que no avistarán nuevos amaneceres. Nos dormimos tras el final de Une femme est une femme. La fresca espontaneidad de Anna Karina nos mantuvo embobados. El sweter rojo, la indolencia de los machos, ese Paris que iniciaba los sesenta. No hicimos el amor.

1 comentario :

  1. la enigmática sonrisa, el dulce rostro de Anna Karina, en contraste con la audacia roja de su pelo, labios y traje. Ella y Cristine Kaufmann eran dos europeas con una cualidad angelical y ominosa, muy de los 60s. No posaban en actitudes sexy, como la Bardott, la Fonda (también estupendas, la inolvidable Bissett a la que yo me quería parecer), sino que parecía que sus ojos alados se escapaban del cuadro. Me acuerdo que se lo comenté a mi ex colega y amigo poeta, el salvadoreño, y me salió con esto: "sí claro, como la Edwige Fenech"
    —la de las...
    —exacto
    —pero ¿qué tendrá que ver? tú también hijo es que como eres... si salía en películas italianas medio porno...
    —las hace el Vaticano

    grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.