Translate

Literatura quejumbrosa

De tanto hojear volúmenes de poesía me da por imaginarla como una consecutiva y monumental queja de la humanidad. Aunque también como expresión de dolor, nostalgia, desengaño. Quizá es la más fina vía de escape que necesita la condición humana para no enloquecer. Quejarse ante los demás, ante cualquier dios y sobretodo ante sí mismo, como una lamedura de gato cósmica. No estoy en condiciones eruditas de asegurar que siempre ha sido así. Pero da la impresión de que el victimismo existencial se apropió de la poesía de los últimos dos siglos. Si no existiese esta posibilidad literaria, si se eliminara el factor "queja", desaparecería al instante el 99% de los poetas y quedaría en paro un porcentaje algo menor de narradores, entre los que me incluyo, pues aunque intento desintimizar mis letras, desmarcarlas del desvarío existencialista, igual terminan ahogándose en el vaso de agua turbia del supremo Yo.

Pero aparte de la poesía quejumbrosa encontramos también la poesía vitalista, muy escasa por cierto, como si las loas a los premios del vivir tuviesen mala reputación. O la poesía amorosa, que es en esencia un mariposeo biológico, tal como la poesía erótica, redundancia afectada del histórico metesaca. Aunque estimo que no hay nada más desapasionante que la poesía guerrillera, definitivamente la más boluda de todas.

Personalmente prefiero la poesía boxística, la hilarante, la ingeniosa, la filosófica, la contemplativa, la burlona, la que en lugar de lanzar una bomba atómica de resentimiento a este mundo cruel tira petardos azules en las orejas de los tontos graves.

3 comentarios :

  1. No siempre es una via de escape fina, a veces es la más simple para los que tienen problemas con el relato complejo e hilado. Hay mucha poesía simplista, de taller.

    ResponderEliminar
  2. Creo que el victimismo existencial domina la consciencia del ser humano en todos los ámbitos y en los de tipo artísticos se nota más. En la medida que vivimos aferrados al recuerdo y al pasado para quejarnos del presente y obviar el futuro, estamos condenados a convivir con este vicio de la queja constante.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.