Translate

Consciente de su miseria



Ciertas escenas de un documental sobre Bukowski, donde se muestra particularmente cínico, me hicieron recordar al huaso culeado. Se llamaba Luis, pero nadie le decía Luis. Era algo así como un acumulador de apodos obscenos. En las mañanas estudiaba historia en la universidad de Chile, y en las tardes bebía escuchando a los sabios drogadictos del ágora. Reconozco que ese huaso, tras su burlona y fría apariencia, cobijaba un payaso anarquista y divagador nada despreciable. Es decir, tenía la suficiente conciencia de sí mismo, de su propia miseria, de su minúsculo lugar en el mundo. Por añadidura, esa lucidez le permitía advertir el peso específico de los demás. Y sufrir por ello. Admiraba a la par que envidiaba. Era lo que en jerga oficial se conoce como un vago atorrante. Un inservible. Un Salieri de todos los talentos. No servía más que para estar ahí, en cualquier lugar, cuando se necesitaba hacer número, como un extra gratuito en las vidas de los que ocupaban más espacio que él.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.