Translate

Toronjiles bajo el sauce

La lluvia llegó acompañada de un furioso viento norte que sacudió los durazneros florecidos.  Antes de que arreciara salí a buscar menta para saborizar mis mates pero no encontré ninguna planta. Hasta hace muy pocos años nuestro campo solía  aromatizarse con mentas y manzanillas silvestres, pero los pesticidas, fungicidas, antimalezas y abonos artificiales asesinaron a casi todas las especies nativas. Todo eso ha sido parte de la discriminación verde, del aspiracionismo rural,  y el resultado de  las superpoderosas semillas transgénicas que llegan a apoderarse de los campos.

Tampoco nos queda poleo, menta cuyana, bailahuén ni canchalagua. La ruda resiste estoica entre los ciruelos, los toronjiles se han arrinconado bajo el sauce y los últimos maticos expresan su desazón a través de sus hojas marchitas. El cedrón, como bien prevenido rey del aroma, se deshoja en invierno y sólo reverdece en la primavera tardía. Pero aún falta mucho para pedirle siquiera una hoja.
 
Entre los campesinos y terratenientes predominan las modas agrícolas, y el resto, lo que coexistió en completa armonía durante miles de años es desdeñado, aserrado o incendiado para dar lugar a las plantaciones de arándanos, frambueseros, paltos, nogales, manzaneros y naranjales de exportación. Algunos experimentan con stevias, tabacos y kiwis. Otros agrandan los espacios para la remolacha azucarera. El resto de los terrenos se ofrecen a las transnacionales forestales para que lo saturen con eucaliptus y pinos insignes. La última moda otoño-invierno es plantar quillayes, cuyas cáscaras son pagadas a buen precio por la industria cosmética.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.