Translate

Terremoto


Luego de leer la prensa matinal, los medios en español, portugués, italiano e inglés, en todas sus variantes ideológicas, y también las trincheras informativas pequeñas, los blogs, periódicos independientes y servidores virtuales, llego a la conclusión de que sigo sabiendo muy poco de lo que pasa en el mundo. Parecen percepciones alarmistas y morbosas de unos pocos aconteceres, siempre los mismos, como si no ocurriera nada más, nada que encumbre la vida y opaque la muerte. Sólo muy de vez en cuando te encuentras con un buen artículo, una columna sensata, una crónica enriquecedora, y ahí te quedas, leyendo y releyendo ese maravilloso hallazgo. 

Ha sido un invierno tan largo. Los pajarracos primaverales andan exasperados mirando el reloj, esperando el relevo climático, los frutales florecieron igual, aunque corren el peligro de que sus pétalos se quemen con las heladas. Tuve que trozar dos viejos troncos de álamo para alimentar la chimenea, para aplacar el frío nocturno, las mañanas escarchadas. Cuando vi que era el hogar de varias especies de insectos me sentí como un gigante maligno. Comienza un largo feriado en Chile. Las fiestas patrias sirven para pretextar todos los excesos. De Arica a Magallanes, en cada hogar o ramada, se vacían miles de toneles de chicha y se engullen millones de empanadas de pino. Las personas andan alegres, y eso es al final lo que más importa.  Si visitas a alguien lo usual es que te ofrezcan terremoto, es decir, vino pipeño con cerveza y helado en su cumbre, trago muy dulce que debes tomarte al seco, y luego te dan otro, y otro, y luego ya no sabes en qué mierdoso sistema planetario te encuentras.

Ilustración: Serge Birault

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.