Translate

Pequeños obsequios

Suelo recibir pequeños obsequios: libros viejos, calcetines, llaveros, endulzantes, camisas, chaquetas desechadas, colonias que huelen a puta barata y que pasan siendo regaladas sin que nadie finalmente las use. Todo lo recibo y agradezco, aunque el obsequio quede guardado en el fondo de alguna gaveta y a poco andar me olvide de él. Creo en la buena intención del obsequiador. Es su forma de retribuir el tiempo que le dediqué, y donde fui esencialmente un oidor. A las personas les gusta ser escuchadas. De verdad lo necesitan. Viven 24 horas al día hablándose internamente. Que sólo durante unos minutos esa voz interna pueda ser oída por otro los entusiasma, los desahoga, quizás hasta los hace felices, aunque ni siquiera se den cuenta de que están siendo felices. Y puede que sus palabras sólo transmitan quejas, pelambres y rencores, pero lo expresan con gusto, casi atropelladamente. Quizás (y en vista del entusiasmo con que me cuentan sus cosas) intuyen que monologan ante un alerce joven que morirá muy lentamente, retransmitiendo ese monólogo en letras o pensamientos fugaces durante décadas y siglos. 

No sé de dónde sacó la frase, pero Enrique Lafourcade la transcribe en Invenciones"los buenos escritores son de lento morir".


1 comentario :

  1. "les gusta ser escuchadas" ahora más que nunca, porque ahora son "clikeadas" ('Me Gusta'/Like) sin ser ni escuchadas, ni leídas, ni vistas, ni sentidas.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.