Translate

ADN fracturado

 He terminado un texto. Tras soltar el teclado disfruto un momento la sensación de lo concluido. Abro la ventana y enciendo un cigarro. Mi vecina descuelga sus calzones simbólicos antes que la noche los torne invisibles. El viento arrastra hojas secas y las golpea contra el muro que nos divide. Se avecina una fuerte lluvia. Los meteorólogos sugieren tomar precauciones.

En la calle transitan perros callejeros. Miran a los lados con cautela. No tienen hogar ni almohadón para pasar la noche y sin embargo van muy apurados. Me recuerdan a los perritos pobres de Disney que miran la abundancia de los hogares desde la ventana.

A veces me suelo preguntar qué esperan de la vida los perros, cuál es su esperanza, ¿saborear nuevos huesos? ¿recibir afecto? ¿no morirse de frío?¿acoger pulgas para entretener su pata trasera?

A lo lejos, las olas juguetean a darse de volteretas en la orilla. No las veo porque ya es de noche, pero sé que están jugando. El oído visualiza lo que no se puede ver. También la memoria, reescribiendo con sucesivos parches el adn de la vida.

1 comentario :

  1. Tengo la impresión que buena parte de la felicidad que se aprecia en los perrros, es que ellos no se hacen preguntas acerca de nosotros.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.