Translate

La información corrupta

Es algo evidente. Los grandes medios simplemente no informan. Más bien desinforman, distraen, omiten, manipulan. Rellenan sus espacios con dulcerías del corazón, con farándula, asaltos, tetas grandes, choques de autos y semáforos en mal estado. Los grandes procesos que se están viviendo en el planeta simplemente los pasan por alto. Para conferirse cierta legitimidad se rodean de analistas lameculos, que han visto la historia desde su ordenador, desde su mullidez burguesa. Envían corresponsales a los lugares donde supuestamente ocurren sucesos sangrientos, pero el trabajo de esos corresponsales no termina sirviendo de nada. Es sólo para la puesta en escena, porque la versión transmitida corresponde a una vulgar imposición del dueño del medio.

Donde circula dinero circulan intereses, ideologías, torcimientos de la realidad.


Mi decepción con los medios grandes es total, definitiva. Un periodista que recibe un salario no garantiza ninguna objetividad en la versión de los hechos. El sólo trabaja para amparar la versión de su jefe. El periodista cuida su salario. Y sabemos que desde hace muchas décadas, en cada país, los principales grupos económicos se han apoderado de casi todos los medios de información. A través de ellos protegen su presente y su futuro, los medios son su trinchera, su policía, su partido de propaganda nazi, su fuerza de choque para bombardear con calumnias a sus rivales, para incluso derrocar gobiernos democráticos.

En el mundo actual se acentúan los conflictos ideológicos. Siempre han estado latentes, socavándose mutuamente, sólo que hoy es más abierto, más intenso, más feroz. Las redes virtuales desordenaron el campo de batalla, confiriéndoles igualdad de condiciones manipulatorias a moros y cristinanos, a anónimos Robin Hood y a Ciudadanos Kane, a pervertidos y a bienintencionados. Tiene mucho de juego, de juego cruel, aunque al menos no se ve sangre, salvo las fotos de los hechos sangrientos, algunas auténticas y otras no.

El hecho es que en mis sitios no volveré a enlazar noticias de los grandes medios, sino una cantidad acotada de blogs que me parecen ejemplos de un alto nivel reflexivo, honestos e independientes. Ellos son los que ahora tienen la palabra. 

2 comentarios :

  1. Cada vez es más difícil confiar en lo que nos informan. Los blogs independientes son una alternativa valiosa. Esperemos que no los silencien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hace tiempo que no veo los noticiarios, ni leo más prensa que la del periódico humorístico "El Mundo Today". Si pasa algo en el mundo, me entero rápidamente por las redes sociales y, por supuesto, si tengo que escuchar una opinión respetable y seria, acudo con más celeridad a blogs como el tuyo (escasos, todo sea dicho), que a cualquier tertulia política de supuestos "expertos".
    Tu exposición, como siempre Jorge, magnífica.
    Un besazo
    Laura

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.