Translate

Una propuesta poco ortodoxa


Clarita es una simpática alumna de tercero medio. Es esbelta, altiva y despreocupada con sus estudios. Sus cejas y orejas están agujereadas de piercings. Acostumbra peinar su cabello negro hacia el cielo adornando las cumbres de azules y naranjas, mientras en sus bases legiones de apacibles piojos transitan sin molestarse entre sí.

Clarita me ha pedido que inicie un affaire con su madre. Me es difícil disimular mi sorpresa ante lo que dice. Se muestra seria y determinada. Me dice que su madre es hermosa, que se ha separado recientemente de su padre y que yo correspondo a su tipo ideal de hombre para iniciar una nueva aventura sin calificativos. Le respondo que tengo pareja e hijos y que los quiero, y por último que su propuesta es muy poco ortodoxa. Mis argumentos parece ni escucharlos y me deposita rápidamente el teléfono de su madre en el bolsillo de mi chaqueta. Luego me da un sonoro beso en la mejilla y se marcha. Quedo helado. ¡Loca de mierda!, pienso para mis adentros.

Al día siguiente se me acerca algo enfadada. Mi madre estuvo esperando toda la tarde su llamada. Dijo que hoy la llame sin falta y que no haga ninguna cita para el sábado en la noche porque quiere que la vaya a ver. Yo voy a ir a una fiesta así que se van a quedar solitos. Luego me da otro beso, esta vez en el borde de mis labios y se marcha.

Al tercer día, que es un viernes, reaparece más desgreñada que nunca y con la corbata mal puesta. Pero profe, otra vez no llamó a mi mamá, la dejó esperando hasta muy tarde. Ayer hasta se fue a comprar ropa especial para recibirlo. Mi mamá se está poniendo muy triste pues profe, por favor, llámela hoy. No, mejor deme su teléfono para que ella lo llame. Le garrapateo en un papel un número inexistente. Ella se alegra, me abraza por atrás, me acaricia mi pecho, me lo aprieta y me da reiterados besos en el cuello y la barbilla. Luego se marcha.

Pasa el fin de semana y ni me acuerdo del incidente hasta que a media mañana del lunes reaparece en mi oficina la despampanante y piojenta Clarita. Está muy enojada y sólo atina a decirme: ¡profe, dijo mi mamá que se fuera a la chucha!


Pintura: Jules Pascin

1 comentario :

Creative Commons License
Cuadernos de la Ira de Jorge Muzam is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.